domingo, 20 de octubre de 2013

Life were supposed to be different.

Solo veo vidas vacías, con caras que no significan ya nada. Gestos y palabras sin sentido en una vida en la que aparentar lo es todo, sin importar lo que sinceramente se piense.
Yo no necesito eso, no quiero una vida vacía como la de aquellos con los que me veo obligada a estar. No me veo capaz de seguir fingiendo sonrisas.
Y nadie nadie se imagina, cuánto echo de menos eso de sonreír de corazón y no tener que decir nada para confiar en las personas. Cuando se decía de corazón para siempre, sin falsos dedos cruzados.


domingo, 29 de septiembre de 2013

Perdóname si te despierto en medio de la noche con un beso.

Esta tarde, mientras dormías, volví a mirarte como antes solía. Lentamente y sin prisas, mientras que tí no eres consciente de que te recorro y te acaricio con la mirada. ¿Qué me hiciste para necesitarte? Todo te lo dí y te lo doy, cada una de mis siete vidas te las dedicaría, estoy segura, nadie podría jamás ser tan tuya como yo. Aunque creo que tú nunca has sabido lo tanto que te pertenezco, tampoco eso hará que deje de hacerme cada vez más tuya. Me encanta que me conquistes, que te apoderes de mi. Mi libertad me la das y la encuentro en tus brazos, así de simple. 


Porque cuando me paro a mirarte, 
aunque ya no lo haga apenas, 
me siento completa, 
más que en cualquier otro momento de mi vida.

martes, 17 de septiembre de 2013

No lo pienso ocultar.

Otra vez, otro año más, ha vuelto a morir de forma brutal en Tordesillas un inocente, aunque no es el único que seguramente el día de hoy habrá caído entre vítores de esos seres sin corazón a los que muchos se empeñan en llamar "personas". Pero que se les llame así a "esos", debería insultarnos a más de uno y al menos a mi me insulta que se me compare a aquellos que disfrutan con la muerte de cualquier ser vivo y que así lo celebran con ovaciones y festejos de todo tipo. 
Por ello, otro año más y como todos los días, no me veo capaz de mostrar respeto alguno por esa panda de asesinos, lo siento, llámenme radical y obcecada, pero simplemente, solo puedo sentir repugnancia hacia todos ellos y lástima y pesar por aquellos que cayeron hoy y todos los días del año por una fiesta que es la seña de mi país. 
Si se sienten mejor llámenme extremista, no me importa, así me siento. No pienso aceptar una idea que no sea justamente la de respetar la vida de los demás, y me sentiré siempre contraria a todo aquel que celebre la muerte y el sufrimiento de un ser vivo. 
No puedo aceptar un gris cuando lo único justo me parece el blanco. 
No aguantaré ni respetaré a nadie que piense que debe seguir permitiéndose asesinar porque sí a ningún ser.
Solo me queda decir que espero que descanse en paz el pobre Vulcano, un animal fuerte y sano que no tuvo nunca culpa de la estupidez del hombre.



jueves, 12 de septiembre de 2013

Wrecked me.

Entré como una bola demoledora.
Solo cerré mis ojos y me mecí.
Me dejaste arrodillada en una llama y caí.
Todo lo que siempre hiciste fue destrozarme.
Tumblr

Nunca tuve intención de empezar una guerra,
solo quería que me dejaras entrar.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Estoy cansada de ser siempre yo la tonta.

Nunca he dudado de ti, jamás. Siempre he confiado en ti con los ojos cerrados. Para mi, me aportabas la seguridad y la estabilidad que necesitaba para toda una vida. Aquello que nuca te fallará, eso que siempre será tu pilar. Lo perfecto, lo inquebrantable.
Siempre a mi lado, me dices son frecuencia, que lo darías todo por mi, que matarías y morirías por estar conmigo, al igual que sin duda yo lo haría por ti.
Pero parece ser que aquí todas las palabras son papel mojado y que la única que hace los juramentos con la mano en el corazón soy yo. ¿Quién iba a decir que justo yo soy siempre la idiota que termina dolida? Y jodida sí, ¿Por qué no decirlo? Estoy harta de ser yo la única que lo da todo, y que esa promesa, o simplemente yo no merecen ni un poco la pena para ti.
Y cuando siempre lo has negado, cuando jamás soportabas que te dijera cosas así... Hoy callas, y ese silencio me mata más que cualquier palabra.

feelings**
Loreen - My heart is refusing me
Me ahogo, me derrumbo.
Sola, en silencio.

martes, 3 de septiembre de 2013

Odio no tenerlo todo controlado.

Lo siento, soy así. Y si estos días no me ves tan alegre es porque simplemente, a veces, a mi también me puede la presión. Nos estamos jugando mucho, quizás demasiado y hasta que no tenga una respuesta, ya sea buena o mala, no me siento con ganas de pensar en cualquier otra cosa.
Siento ser tan obsesiva, siento ser tan histérica.


Pero te prometo que cuando todo pase, 
que debe pasar para bien o para mal,
 vas a tenerme a tu lado.

miércoles, 28 de agosto de 2013

Nos pueden tachar de lo que quieran.

Hay chicas que odiarían estar con alguien como tú. No soportarían que su chico disfrutase tanto jugando videojuegos o mirando en internet, o hablando de ordenadores. Pero así me enamoraste, y no te quiero cambiar. Porque gracias a todo lo que me has enseñado a disfrutar, tengo en mi corazón 500 TeraBytes reservados para ti, veo la vida a 1080p y no me falta RAM ni capacidad para disfrutar de cada segundo a tu lado.
Así te quiero,


Porque prefiero mil veces un novio que juegue,
 a un novio que mienta. 

Si eres diferente, eres como los demás.

Vaya, parece ser que la creatividad de la sociedad llega hasta puntos insospechados.
Ahora, para estar a la moda, no hay que seguir modas, ¿Alguien me lo puede explicar? Antes todo el mundo buscaba un colectivo al que parecerse, unas personas afines a ellas para no sentirse solas en el mundo... Ahora, es al revés. Si una persona se parece a ti, "te copia".
¿Pero de qué habláis? ¿Cómo puede haber tanto falserío en este maldito mundo?
No soporto la gente que intenta ser lo que no es, pero peor es el que no soporta que quizás no sea tan "único" en este mundo.
Aceptadlo, malditos egoístas egocéntricos: Nadie puede cambiar su personalidad más propia, su seña. A quien le guste el azul, le gustará el azul por mucho que se obligue a si mismo a que le guste más el rojo. Y porque a una persona le guste el azul como a ti, no te tiene por qué estar copiando, ni mintiendo ser quien no es. 

Dejad un poco de ser tan "modas", 
y sed más personas.

lunes, 19 de agosto de 2013

domingo, 18 de agosto de 2013

Timeless.

Esas personas que hacen que parezca que no ha pasado el tiempo, o que simplemente no importa que haya pasado, porque ese buen royo que teníais no se va.
Y aunque ya no estén a tu lado tan aferrados como antes, los ves un día por casualidad y piensas... No parece que haya pasado un año desde la última vez que hablamos.
Esa gente, que entienden el trascurso de la vida y no olvidan los buenos momentos.


Porque así, no me siento yo tan rara 
entre la gente del resto del universo.

martes, 13 de agosto de 2013

Cuando los nervios lo son todo.

En ese momento estás sola. Nadie de los que te han acompañado en el camino van a estar contigo ahora.
Te paras a pensar en cada vez que ensayaste y repetiste... y no te puedes creer que ya haya llegado el momento.
Es todo o nada, justo ahora y tu cuerpo parece no poder soportar la presión.
Cuando te quedas sola ahí arriba, el pánico se te pega a los músculos y te hace temblar. Tus piernas, tus manos... todo tiembla. Se encienden los focos y ahí apareces tú, sintiéndote un cervatillo a punto de ser atropellado, pero cuando la música empieza, todo fluye solo. La primera nota es la peor y piensas que no podrá salir ni un leve sonido de tu boca. Pero sale... va solo, aunque sientas que se te escapa la vida en tu voz.
Pero cuando llega el fin, el tan ansiado fin, en esa última nota lo das todo.
Y luego, silencio.
Ese silencio, es por el que merece la pena el esfuerzo. El silencio en el que inspiras profundamente y ya sabes lo que va a pasar, porque sabes lo que te has esforzado y que esos dos minutos, te han cambiado otra vez la vida.
Finalmente, si tienes suerte, vienen los aplausos.


Aunque eso es lo que menos te importa en ese momento.

martes, 6 de agosto de 2013

Así me siento libre.

No entiendo a esa gente que, diciendo hablar en nombre de la libertad, te dicen que eres demasiado joven para tener pareja, que no deberías pasar tanto tiempo con esa persona o que te estás perdiendo tu juventud y cuando tengas 40 años, estaréis hartos el uno del otro.
Pero no se dan cuenta de que yo no pude elegir el momento en el que conocí a esa persona, que cada minuto que paso a su lado me vale por mil más sintiéndome vacía y que él es el que me hace sentirme joven y sentir que estoy en mi lugar en el mundo. Que sí, que quizás no todo dure para siempre, pero en 40 años, podré sonreír recordando mi juventud, porque amé y me amaron con el alma y el corazón.
Porque libertad no es tener las puertas abiertas y andar de los labios de uno a los de otros.
Es tener las puertas abiertas a conocer otros labios y que tú tengas la libertad de decidir quedarte en los que de verdad merece la pena.


Palabras que no nos solemos decir.

Aunque no te lo diga a menudo, días como hoy me hacen darme cuenta de lo importante que eres para mi.
Que fuiste mi ilusión un día y de tanto desearlo llegaste al mundo, haciendo que el sueño se volviera realidad. Que mi vida cambió cuando tú llegaste a ella y que no te cambiaría por nada del universo. Aunque nos peleemos y a veces nos digamos cosas horribles, que nosotros sabemos que lo hacemos sin pensar, tú eres quizás la cosa que más me mantiene los pies en el suelo y a la vez, la que más me hace ver las estrellas con solo mirarme o con una risa tuya. Que estoy segura de que yo nací para cuidarte y que toda palabra se queda corta cuando me paro a pensar en ti. 
Y por eso hoy te doy las gracias a ti y solo a ti, por ser la única persona que no me aguanta, que me dice las cosas claras y sin medias tintas. Por picarme, por simplemente joderme a veces y por las peleas que tenemos por mi escasa paciencia y tus interminables ganas de hacerme rabiar. Porque si no fuera por ti, yo no sabría lo que es el amor incondicional. Ese que no lo buscas ni llegas a él, si no que está en ti, sin más y lo llena todo. No llegas a querer a alguien así por una razón, simplemente llega al instante de conocer a esa persona... o antes incluso. 
Yo ya te quería más que a nada antes de conocerte y hubiera dado la vida por ti sin pensármelo. 
Porque es así y pase lo que pase así será: TE QUIERO, fuerte e incontrolablemente y me tendrás ahí siempre, pase lo que tenga que pasar en nuestras vidas.


 Porque soy tu hermana
y no hace falta decir nada más.

lunes, 5 de agosto de 2013

Mirrors

Me encantaría a veces solo mirarme en el espejo y sonreír como haces tú cuando me miras.
Y lo intento, pero, de veras... Yo no encuentro esas ganas de sonreír por ningún lado del reflejo.


jueves, 1 de agosto de 2013

Eso me da por pensar.

A veces escucho historias estúpidas en la televisión. De esas que llegan a tus oídos aunque no quieras de amores y desamores de gentucha del mundillo rosa. Y como tonta me pongo a pensar: "Pero vaya con esa idiota... ¿Pero como vas a estar con una persona que no te valora?" "¿Pero cómo puede alguien dejarse manipular por alguien así?"
Pero de pronto caigo en la cuenta, de qué fácil es ver todo detrás de la barrera. Y me da por recordar que quizás yo no soy la más adecuada para hablar del tema. Y me trago mis palabras. 



Antes de que venga alguien
a hacérmelas tragar a la fuerza.

martes, 30 de julio de 2013

Abre los ojos.

Y te pasas la vida sentada, esperando que todos vengan a por ti, como si fueran a venir a sacarte de tu casa a la fuerza. Como si fueran a hacer nacer tu sonrisa como antes. Como si importaras.
Y entonces te das cuenta de que quizás si era verdad que cambiaste tú y que tuviste algo de culpa. Que a lo mejor eras tú quien dejó irse las oportunidades de disfrutar.



Que tú y solo tú, 
te equivocaste.

Me llenas la vida de vida.

Me llenas la vida con sonrisas y ganas de esforzarme. Tú me haces querer luchar y querer mejorar, querer dejar atrás los errores del pasado y solo perderme en ti.
Porque nunca pensé que dos personas pudieran compenetrarse tanto, siendo tan diferentes. Porque tú me das lo que me falta y no deseas cambiarme.
Me quieres así, gata y todo, siendo tú tan perrito adorable como eres. Y es que siempre me amas igual, haga yo lo que haga y yo siempre volveré a ti, me agotes tú como me agotas. Nos pertenecemos, así sin más. Sin dudas, sin resquemores. Yo te amo y tú, me amas. Nada puede ser más bonito que nuestro amor de gatos y perros, de ladridos y maullidos mezclados. De garras y hocicos. De risas y amor. De besos y de vida. De mis manos en las tuyas y de nuestro amor, siempre ahí.




Tú tan incontrolablemente mío 
y yo tan perdidamente tuya.

He aquí una gata enamorada de los perros.

"No es una persona muy normal. Hay días en los que puede ser dulce y con ganas de fiesta y otras, simplemente, no se puede estar con ella." Así me definen muchas personas que me conocen y debo reconocer que no están muy desencaminados. 
Tímida e introvertida, así tuve que nacer. Nací siendo como una gata. Vivo en mi mundo, conmigo misma y nada más. Me gusta observar las cosas y tiendo a ser impulsiva. Así como soltar zarpazos sin avisar. 
Debo decir que nunca me he considerado muy amante de los gatos, quizás porque no habría animal que se me parezca más y yo necesito el "yang" para mi "yin".
Como me gustaría poder ser más parecida a un perro. Fiel, leal y noble. Capaz de darlo todo a cambio de nada. Los perros siempre están ahí, con su ánimo feliz y con sus lametones de amor incondicional. 
Nada me gusta más que los perros. 
Pero yo, tuve que nacer gata.


Encantada, soy Ginger.

Puede que quizás os parezca una tontería, pero siempre he pensado que cada blog debe tener un comienzo, y aunque no se muy bien por dónde empezar, lo intentaré al menos, comenzando por el principio.
Hola, me llamo Ginger. Soy una chica cualquiera de un lugar cualquiera. Y ahí terminaría mi presentación.
Pero, eh, todos podríamos presentarnos así, resumiendo bastante, pero al menos yo ya estoy harta de eso.
Quizás por necesidad o por placer, necesito escribir en este blog, llevo bastante tiempo necesitando contar cada cosa que se me pasa por la cabeza y créanme... No es fácil callarse tantas cosas.
¿Qué puedo decir de mi? Soy bastante bipolar. Tan pronto estoy contenta, como puedo ponerme a llorar, enfadarme o reír porque sí. Hasta yo misma me confundo.
Y esa es la razón por la que quiero empezar esta aventura. Necesito encontrarme a mi misma, empezar a aclarar mis ideas y ¿Qué mejor forma que plasmarlo todo en palabras?
Siempre he pensado que un blog necesita tener un comienzo, algo que haga ver a la gente claramente qué va a encontrar en la página. Pero a veces no todo es tan fácil. Quizás nadie nunca lea esto y este comienzo me sirva solo a mi para terminar de darme cuenta de que todo empieza.


                                                                                                                                    Con cariño,
                                                                                                                                                        Ginger.